✅ La crema de espinacas casera se prepara salteando espinacas, cebolla y ajo; luego se mezcla con caldo, nata y se licúa hasta obtener una textura suave.


Preparar una crema de espinacas casera es una manera deliciosa y saludable de disfrutar de esta verdura rica en nutrientes. La receta es sencilla y permite obtener un plato cremoso y lleno de sabor, ideal para cualquier comida del día.

A continuación, te guiaremos paso a paso en la preparación de una crema de espinacas casera. Este proceso detallado te ayudará a lograr una textura perfecta y un sabor incomparable. Además, proporcionaremos algunos consejos y variantes para que puedas personalizar la receta a tu gusto.

Ingredientes necesarios

Para preparar esta deliciosa crema de espinacas, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 500 gramos de espinacas frescas
  • 1 cebolla mediana
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 500 ml de caldo de pollo o verduras
  • 200 ml de nata para cocinar
  • Sal y pimienta al gusto
  • Una pizca de nuez moscada (opcional)

Preparación paso a paso

Sigue estos pasos para preparar la crema de espinacas casera:

  1. Lavar y preparar las espinacas: Lava bien las espinacas frescas para eliminar cualquier rastro de tierra. Si las espinacas tienen tallos gruesos, puedes retirarlos.
  2. Cortar los ingredientes: Pela y pica finamente la cebolla y los dientes de ajo.
  3. Sofreír la cebolla y el ajo: En una cazuela grande, calienta el aceite de oliva a fuego medio. Añade la cebolla y el ajo picados y sofríelos hasta que estén transparentes y fragantes.
  4. Añadir las espinacas: Incorpora las espinacas a la cazuela y cocínalas hasta que se reduzcan y estén tiernas.
  5. Agregar el caldo: Vierte el caldo de pollo o verduras en la cazuela y lleva la mezcla a ebullición. Cocina a fuego lento durante unos 10 minutos.
  6. Triturar la mezcla: Utiliza una batidora de mano o una licuadora para triturar la mezcla hasta obtener una textura suave y homogénea.
  7. Añadir la nata: Vuelve a poner la crema en la cazuela y añade la nata para cocinar. Remueve bien y cocina a fuego lento durante unos 5 minutos, sin dejar que hierva.
  8. Condimentar: Añade sal, pimienta y una pizca de nuez moscada al gusto. Remueve bien para integrar todos los sabores.

Consejos y variantes

Para personalizar tu crema de espinacas casera, puedes considerar las siguientes opciones:

  • Queso: Añade un poco de queso parmesano rallado o queso crema para darle un toque extra de cremosidad y sabor.
  • Vegetariana: Para una versión completamente vegetariana, utiliza caldo de verduras en lugar de caldo de pollo.
  • Más verduras: Incorpora otras verduras como zanahorias o patatas para añadir más cuerpo y nutrientes a la crema.
  • Picante: Si te gusta el picante, añade una pizca de chile en polvo o copos de chile.

Ingredientes frescos y necesarios para la crema de espinacas

Para preparar una deliciosa crema de espinacas casera, es fundamental contar con ingredientes frescos y de calidad. A continuación, se detallan los elementos necesarios para esta receta:

  • Espinacas: 500 gramos de espinacas frescas que aportarán el sabor característico a la crema. Las espinacas son ricas en hierro y antioxidantes, lo que las convierte en un ingrediente muy saludable.
  • Cebolla: Una cebolla grande para darle un toque de dulzura y sabor a la crema.
  • Papas: Dos papas medianas que ayudarán a espesar la crema y aportarán una textura suave y cremosa.
  • Caldo de verduras: Un litro de caldo de verduras casero o preparado, que será la base líquida de nuestra crema y potenciará los sabores.
  • Crema de leche: 200 ml de crema de leche para darle untuosidad y un toque de riqueza a la preparación.
  • Mantequilla: Una cucharada de mantequilla que realzará el sabor y aportará una textura sedosa a la crema.
  • Sal y pimienta: Para sazonar al gusto y resaltar los sabores de los ingredientes.

Estos ingredientes son la base para una crema de espinacas deliciosa y reconfortante. Al utilizar productos frescos y de calidad, se garantiza un plato lleno de sabor y nutrientes.

¡Asegúrate de seleccionar los mejores ingredientes para disfrutar al máximo de esta exquisita crema de espinacas casera!

Pasos detallados para cocinar la crema de espinacas

Una vez que tengas todos los ingredientes listos, es hora de seguir los pasos detallados para cocinar la deliciosa crema de espinacas. Sigue estas instrucciones paso a paso para obtener un plato exquisito y saludable:

  1. Lavar las espinacas: Es fundamental lavar muy bien las espinacas antes de cocinarlas para eliminar cualquier resto de tierra o impurezas que puedan contener. Puedes sumergirlas en agua fría y agregar un chorrito de vinagre para desinfectarlas correctamente.
  2. Blanquear las espinacas: Para conservar el color verde intenso de las espinacas, es recomendable blanquearlas antes de cocinarlas. Sumerge las hojas en agua hirviendo durante unos segundos y luego pásalas por agua fría para cortar la cocción.
  3. Preparar la base de la crema: En una olla, sofríe cebolla y ajo picados en un poco de aceite de oliva hasta que estén dorados. Esta base aromática aportará mucho sabor a tu crema de espinacas.
  4. Agregar las espinacas: Incorpora las espinacas blanqueadas a la olla y rehógalas junto con la cebolla y el ajo durante unos minutos. Añade un poco de caldo de verduras y deja cocinar a fuego lento hasta que las espinacas estén tiernas.
  5. Triturar y espesar la crema: Una vez que las espinacas estén cocidas, tritura la mezcla con una batidora hasta obtener una crema suave y homogénea. Si deseas una textura más espesa, puedes agregar un poco de nata o crema de leche.
  6. Servir y disfrutar: Vierte la crema de espinacas en platos hondos, acompáñala con croutons o un chorrito de aceite de oliva y ¡listo! Ya puedes disfrutar de este plato reconfortante y lleno de sabor.

¡Con estos simples pasos, tendrás lista una exquisita crema de espinacas casera para deleitar a tu familia y amigos en cualquier ocasión!

Preguntas frecuentes

¿Cuáles son los ingredientes principales para hacer una crema de espinacas casera?

Los ingredientes principales suelen ser espinacas frescas, cebolla, ajo, caldo de verduras, leche o nata, y sal y pimienta al gusto.

¿Se pueden utilizar espinacas congeladas en lugar de frescas?

Sí, se pueden utilizar espinacas congeladas en lugar de frescas. Solo es necesario descongelarlas y escurrirlas bien antes de utilizarlas.

¿Es necesario utilizar una batidora para hacer la crema de espinacas?

Sí, se recomienda utilizar una batidora para conseguir una textura suave y cremosa en la crema de espinacas.

¿Se puede añadir algún ingrediente extra para darle más sabor a la crema de espinacas?

Sí, se pueden añadir ingredientes como queso parmesano, nuez moscada, o incluso un toque de crema agria para darle más sabor a la crema de espinacas.

¿Cuál es la mejor forma de servir la crema de espinacas?

La crema de espinacas se puede servir caliente, acompañada de crutones, un chorrito de aceite de oliva o unas hojas de espinacas frescas para decorar.

¿Cuánto tiempo se puede conservar la crema de espinacas en el refrigerador?

La crema de espinacas se puede conservar en el refrigerador en un recipiente hermético por un máximo de 3 días.

  • Ingredientes principales: espinacas frescas, cebolla, ajo, caldo de verduras, leche o nata, sal y pimienta.
  • Se pueden usar espinacas congeladas.
  • Recomendable utilizar batidora para una textura suave.
  • Se pueden añadir ingredientes extra para más sabor.
  • Servir caliente con crutones o aceite de oliva.
  • Conservar en el refrigerador por un máximo de 3 días.

¡Déjanos tus comentarios y no olvides revisar otros artículos relacionados con recetas de cremas en nuestra web!

Publicaciones Similares