maxresdefault 257

Para tocar death metal, es común utilizar una afinación más baja que la estándar de la guitarra. La afinación estándar de la guitarra es EADGBE, pero en el death metal se suelen utilizar afinaciones más bajas para obtener un sonido más pesado y oscuro. Las afinaciones más comunes para el death metal son Drop D (DADGBE), Drop C (CGCFAD) y Drop B (BF#BEG#C#).

La afinación Drop D es una de las más utilizadas en el death metal, ya que permite a los guitarristas tocar acordes de potencia con una sola digitación y facilita la ejecución de riffs pesados. Por otro lado, la afinación Drop C y Drop B ofrecen un sonido aún más grave y contundente, lo que encaja perfectamente con el estilo agresivo del death metal.

Es importante mencionar que la elección de la afinación depende del sonido que se quiera lograr y de las preferencias del guitarrista. Algunas bandas de death metal incluso utilizan afinaciones más extremas, como Drop A (AEADGBE) o Standard C (CFA#D#GC).

Diferentes tipos de afinaciones en el death metal

Guitarras eléctricas afinadas en death metal

El death metal es conocido por su sonido pesado, agresivo y técnico. Una de las características que define el sonido del death metal es la afinación de las guitarras. Existen diferentes tipos de afinaciones utilizadas en el death metal, cada una con sus propias peculiaridades y ventajas.

Afinación estándar

La afinación estándar en el death metal es la misma que se usa en otros géneros de metal, que es la afinación estándar en E (Estandar E). Esta afinación se logra afinando las cuerdas de la guitarra en las notas E, A, D, G, B, y E, de la sexta a la primera cuerda respectivamente. Esta afinación es versátil y permite a los guitarristas tocar una amplia variedad de acordes y escalas, lo que la hace ideal para la composición de riffs y solos complejos.

Afinaciones bajas

En el death metal también se utilizan afinaciones más bajas, como la afinación en D estándar (D Standard) o incluso afinaciones más graves como el Drop C (C-G-C-F-A-D) o el Drop B (B-G-C-F-A-D). Estas afinaciones más bajas proporcionan un sonido más pesado y una sensación más oscura, lo que es perfecto para crear riffs y acordes potentes y contundentes.

Por ejemplo, la canción «Hammer Smashed Face» de Cannibal Corpse está afinada en Drop C, lo que le da un sonido pesado y brutal que es característico del death metal.

Afinaciones extendidas

Además de las afinaciones estándar y bajas, en el death metal también se utilizan afinaciones extendidas, como el Drop A (A-E-A-D-F#-B) o incluso afinaciones más graves como el Drop G (G-C-F-Bb-Eb-G). Estas afinaciones extendidas permiten a los guitarristas explorar registros más graves y crear riffs con una sensación aún más pesada y contundente.

Un ejemplo de la utilización de afinaciones extendidas en el death metal es la canción «Make Total Destroy» de Periphery, que está afinada en Drop Ab, lo que le da un sonido masivo y una sensación aplastante.

Las diferentes afinaciones en el death metal ofrecen a los guitarristas una amplia gama de opciones para crear riffs pesados, complejos y agresivos. La elección de la afinación adecuada depende del estilo y la dirección musical que desee explorar el guitarrista, y cada afinación aporta su propio carácter distintivo al sonido del death metal.

La importancia de la elección de afinación en el estilo

Guitarrista tocando death metal

La elección de la afinación en el death metal es un aspecto crucial que define en gran medida el sonido y la atmósfera de este género musical. La afinación juega un papel fundamental en la creación de riffs pesados, poderosos y oscuros que son característicos del death metal. Al ajustar la tensión de las cuerdas y la afinación de los instrumentos, los músicos pueden lograr un sonido distintivo que resuene con la agresividad y la intensidad que define al género.

En el death metal, es común encontrar afinaciones más bajas que en otros estilos musicales, lo que permite a los guitarristas y bajistas generar un sonido más denso y contundente. Por ejemplo, afinaciones como el Drop D (DADGBE) o incluso afinaciones más bajas como el Drop C (CGCFAD) son ampliamente utilizadas en este género. Estas afinaciones más bajas permiten a los músicos explorar un registro más grave, creando un impacto sonoro poderoso que es característico del death metal.

La elección de la afinación también puede influir en la facilidad con la que se pueden tocar ciertos acordes, riffs o patrones de picking. Por ejemplo, una afinación más baja puede facilitar la ejecución de ciertos riffs que requieren el uso de cuerdas sueltas para lograr un sonido pesado y contundente. Esta flexibilidad en la ejecución es fundamental para los músicos de death metal que buscan crear composiciones complejas y técnicamente desafiantes.

Además, la afinación adecuada puede afectar la resonancia y la respuesta de las guitarras y bajos, lo que influye en la forma en que se proyecta el sonido en el contexto de una banda o una grabación. Una afinación bien seleccionada puede garantizar que las notas y los acordes suenen con la potencia y la claridad necesarias para cortar a través de la mix, incluso en medio de la densidad y la ferocidad del death metal.

La elección de la afinación es un aspecto fundamental en la creación del sonido distintivo del death metal. Al seleccionar cuidadosamente la afinación adecuada, los músicos pueden lograr un tono poderoso, una ejecución técnica más fluida y una proyección de sonido óptima para este género musical único y desafiante.

Consejos para ajustar tu guitarra para death metal

El ajuste de la guitarra es un aspecto crucial para lograr el sonido característico del death metal. Aquí te brindamos algunos consejos para ajustar tu guitarra y lograr el sonido perfecto para este género musical.

1. Afinación

La afinación más comúnmente utilizada en el death metal es la afinación en Drop D (Rebajada a Re). Esta afinación implica bajar la sexta cuerda (la más gruesa) desde mi a re, lo que permite tocar acordes de potencia con una facilidad excepcional. Esto es fundamental para lograr el sonido pesado y contundente característico del death metal.

2. Cuerdas gruesas

El uso de cuerdas gruesas es fundamental para el death metal. Las cuerdas gruesas no solo complementan la afinación en Drop D, sino que también proporcionan la tensión necesaria para tocar con un sonido potente y definido. Se recomienda utilizar un juego de cuerdas con calibres que van desde .011 hasta .056, o incluso más gruesas si así lo prefieres.

3. Acción baja

Una acción baja es esencial para ejecutar rápidos riffs y solos de guitarra en el death metal. Asegúrate de ajustar la altura de las cuerdas para lograr una acción baja, lo que facilitará la ejecución de las notas y acordes con mayor comodidad y velocidad.

4. Pastillas activas

Las pastillas activas son una elección popular entre los guitarristas de death metal debido a su capacidad para producir un sonido poderoso y definido, especialmente en distorsiones de alta ganancia. Las pastillas activas ofrecen un mayor nivel de salida y son capaces de capturar con precisión la agresividad tonal requerida en este género.

Con estos consejos en mente, podrás ajustar tu guitarra para lograr el sonido distintivo del death metal y potenciar tu creatividad musical en este apasionante género.

Preguntas frecuentes

¿Qué tipo de afinación se utiliza comúnmente en el death metal?

La afinación más común en el death metal es la afinación estándar de guitarra (EADGBE), aunque también se utilizan afinaciones más bajas como el drop D (DADGBE) o incluso afinaciones extremadamente bajas como el drop A (AEADGBE).

¿Por qué se prefiere una afinación más baja en el death metal?

La afinación más baja en el death metal se prefiere porque produce un sonido más pesado y oscuro, lo que complementa el estilo agresivo y extremo de este género musical.

¿Qué tipo de cuerdas se recomiendan para tocar en afinaciones más bajas?

Para afinaciones más bajas, se recomiendan cuerdas más gruesas que puedan soportar la tensión adicional, como las cuerdas de calibre pesado o extra pesado.

Aspectos clave sobre la afinación en el death metal
Afinaciones comunes: estándar, drop D, drop A
Sonido pesado y oscuro
Cuerdas más gruesas para afinaciones bajas
Impacto en el estilo y la agresividad de la música

Esperamos que esta información te haya sido útil. Si tienes más preguntas sobre el death metal o cualquier otro tema relacionado con la música, no dudes en dejarnos un comentario. Además, te invitamos a explorar otros artículos de nuestra web que también puedan interesarte.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *